Newsargenchina Newsargenchina

CEPAL aseguró que China puede contribuir a la recuperación de inversión extranjera directa en América Latina

Un informe de la organización indicó que la región necesita una visión estratégica para transformar su modelo de desarrollo productivo y que China puede aportar con su experiencia en energías renovables, tecnología e infraestructura.

Actualidad News ArgenChina News ArgenChina
Alicia Bárcena CEPAL (1)
Alicia Bárcena, de CEPAL, organismo de la ONU.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó su estudio anual "La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2021", donde destacó el rol que puede tener la República Popular China en la recuperación de la inversión extranjera directa (IED) de América Latina y el Caribe.

De acuerdo al informe, existió un retroceso de una década en la IED durante 2020 en la región, que recibió ese año 105.480 millones de dólares, un 34,7 por ciento menos que en 2019 y un 51 por ciento menos que el récord histórico de 2012. Por eso, debe recuperar una visión estratégica del rol del IED para transformar su modelo de desarrollo productivo, en lo que China puede aportar con su experiencia en energías renovables, tecnología e infraestructura.

Según el estudio de CEPAL, China se convirtió en 2020 en el primer inversor del mundo y el segundo mayor receptor de IED. La participación china aumentó en la región desde un 1,7 por ciento en 2005 a un 22,9 por ciento en 2020, con un acumulado de 15.000 millones de dólares colocados entre 2010 y 2020.

Durante la presentación virtual del estudio, la secretaria ejecutiva del organismo de Naciones Unidas, Alicia Bárcena, sugirió mirar cuál ha sido la estrategia de China para utilizar la IED en su propio desarrollo a largo plazo, con la idea de avanzar en las áreas que generen una mayor productividad, innovación y tecnología para una recuperación sostenible pospandemia, a través del aporte de capitales, fusiones y adquisiciones, proyectos y operaciones de interés común entre ambos socios.

Bárcena consideró que el desafío actual es canalizar la IED a través de un diálogo y una agenda multilateral a nivel regional o subregional, que permita captar inversiones conjuntas "que potencien nuestros intereses", con el objetivo de "aprovechar las oportunidades que China nos puede ofrecer, según indicó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Además, aseguró que la Iniciativa de la Franja y la Ruta "es un marco que nos puede permitir atraer inversiones", sobre todo en las áreas de transición hacia energías renovables, electromovilidad sostenible en ciudades, revolución digital inclusiva, industria manufacturera de la salud, bioeconomía, economía del cuidado, economía circular y turismo sostenible.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email