Newsargenchina Newsargenchina

China lanzó con éxito el módulo central de su nueva estación espacial

Su construcción terminará en 2022, pero este año ya tendrá misiones tripuladas.

Actualidad News ArgenChina News ArgenChina
1127390961_1619669416740_title0h
Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang. (Foto: Xinhuanet)

La República Popular de China lanzó este jueves el primer módulo de su estación espacial "Tiangong", que se espera que entre en pleno funcionamiento hacia fines de 2022 pero que ya tenga misiones tripuladas este año. En esta cápsula, que ya está en órbita, será donde vivirán los astronautas y controlarán toda la estación.

El módulo central, llamado "Tianhe", se lanzó desde el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la isla de Hainan, al sur de China. El cohete Larga Marcha-5B que la transportó tenía una altura de 18 pisos y un peso de 849 toneladas al momento de despegar, ya que solo la cápsula pesa 22,5 toneladas, convirtiéndose en la más grande que China construyó hasta ahora. Luego del exitoso lanzamiento, el módulo fue colocado en una órbita terrestre baja, a unos 400 kilómetros.

A la cápsula central, donde podrán coincidir hasta seis astronautas, se le unirán en el próximo año dos componentes más, que serán laboratorios espaciales llamados Wentian y Mengtian (búsqueda celestial y sueño celestial, en español) y que en total harán que la estación pese más de 70 toneladas.

Para completar la misión, se prevén 11 misiones más: se lanzarán misiones de carga y luego los astronautas de las misiones Shenzhou XII y XIII viajarán para preparar al módulo central antes de su unión. La primera nave tripulada sería lanzada en junio.

La estación espacial china tendrá una vida útil de alrededor de 15 años, según explicó la Agencia Espacial China (CNSA).

Prototipos para atrapar escombros espaciales

Poco antes de que la CNSA lanzara el primer componente de su ambiciosa estación especial, una empresa china de minería lanzó este martes un robot prototipo que se espera que pueda atrapar con una red los residuos espaciales que dejen otras naves y quemarlos a través de un sistema de propulsión eléctrica.

Este robot NEO-01 fue creado por Origin Space, compañía con sede en Shenzhen. El mismo pesa 30 kilos y la novedad es que, al contrario de otros prototipos que usan manes para atrapar los escombros, esta usará una red y luego los quemará mediante propulsión eléctrica.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email