Newsargenchina Newsargenchina

“Ciudades esponja”, un proyecto de transformación urbano en China para frenar el cambio climático

Uno de los pensadores de diseño urbano más destacados de China, propone un plan para que las ciudades puedan ayudar a prevenir inundaciones, promover la biodiversidad y reducir las emisiones.

Sociedad - China 06 de mayo de 2022 News ArgenChina News ArgenChina
ciudad esponja turenscape
(Foto: Turenscape.com)

Desde que el gobierno de la República Popular China se propuso frenar el cambio climático, ha puesto en marcha diferentes planes para reducir las emisiones de carbono y utilizar energías limpias, y para respetar y promover la biodiversidad. Una de las iniciativas que está desarrollando con estos fines son las “ciudades esponja”: para 2030, el país asiático espera que el 80% de sus áreas urbanas absorba y reutilice al menos el 70% del agua de lluvia.

Yu Kongjian, uno de los pensadores de diseño urbano más destacados de China y decano de la prestigiosa Facultad de Arquitectura y Paisaje de la Universidad de Pekín, es quien ideó este concepto.

Según el diseñador, el enfoque actual de construir grandes barreras de hormigón y cubrir todas las superficies permeables no tendrá éxito. Pero una ciudad esponja hace lo contrario. En lugar de depender de la infraestructura de diques, tuberías, presas y canales, las ciudades esponjas permitirían que se absorba el agua en épocas de mucha lluvia y la liberen en tiempos de sequía.

Estas ciudades tienen tres áreas: la primera es en la fuente, donde al igual que una esponja con muchos agujeros, intenta contener el agua con muchos estanques. La segunda es a través del flujo, donde en vez de tratar de canalizar el agua rápidamente en líneas rectas, los ríos serpenteantes con vegetación o humedales ralentizan el agua. Esto tiene otro beneficio secundario: la ciudad tiene más espacios verdes, con humedales, parques y hábitats de animales.

Los suelos esponja son estructuras de pavimento permeables, ladrillos especiales o adoquines porosos que pueden absorber la lluvia desde la carretera, los tejados o incluso aparatos de aires acondicionados.

Las vías naturales de las lluvias y los suelos permeables limpian el agua y reducen la contaminación. El agua puede utilizarse en el sistema de suministro de agua para tareas como el riego y la limpieza de las calles, reduciendo el consumo de agua del grifo.

En 2013, las propuestas de Yu fueron adoptadas por el Gobierno central chino y el plan se implementó en 30 ciudades.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email