Newsargenchina Newsargenchina

¿Cómo es la educación de los niños chinos en Argentina?

El tema de la educación es central en las familias chinas que migraron a nuestro país. ¿Con qué opciones cuentan? ¿Cuáles son sus expectativas? ¿Por qué muchos deciden llevarlos a estudiar a China? En esta nota, algunos datos para comprender un poco más.

Educación Luciana Denardi
cuestion edu

A medida que la migración crece en número, tiempo y presencia en la ciudad, se comienzan a desarrollar más temáticas a las que debemos atender. Una de ellas es la educativa. ¿Qué sucede con los hijos de migrantes en Argentina? ¿Con qué opciones cuentan las familias? ¿Qué esperan de la educación de sus hijos? ¿Con qué dilemas se encuentran?  Estas y otras preguntas son preocupaciones que sobrevuelan los hogares chinos. Aquí, presentamos algunos datos que puedan servir como pistas para comprenderlas.

Los primeros migrantes chinos que llegaron a Argentina, específicamente a la ciudad de Buenos Aires, enviaban a sus hijos a escuelas públicas. Algunos de ellos aún recuerdan anécdotas de esos momentos: el compartir una merienda, recibir la leche para llevar al hogar y las reuniones en las casas de los compañeros eran toda una novedad. Varios recuerdan haber sentido un cambio de ritmo. Afirman que mientras que en China el docente daba muchas cuentas para hacer en una clase, en Argentina se detenían durante varios minutos en una sola operación matemática. 

Otras familias deciden hoy enviar a sus hijos a colegios privados confesionales. A pesar de  no profesar la religión que se imparte en el establecimiento, se prefieren estas instituciones sobre todo si son bilingües o tienen una buena carga de inglés.

Un estudio realizado por Ana Kuo, presidenta de la Asociación Cultural Chino Argentina que lleva más de 15 años enseñando chino a los argentinos- y quien escribe en 2019, reveló que las personas de origen chino tienen una representación de la educación en China con mayor exigencia, pero también competencia y memorización. Respecto a las representaciones de la educación en Argentina, se pondera como muy positivo que sea más libre y más creativa a pesar de la menor exigencia.  

La elección de la institución educativa también tiene otras variables en cuenta. Algo particular sucede con algunas familias que tienen los recursos económicos para enviar a sus hijos a escuelas con una cuota mensual más elevada: el temor a la discriminación.

En este sentido, siguiendo el mismo estudio antes mencionado, muchos de los encuestados afirma que tuvo dificultades en los primeros años de escolaridad en Argentina. 

Sin embargo, una vez que pudieron dominar el idioma, esas dificultades se fueron disipando. Estos datos nos marcan la agenda en cuestiones educativas y de inclusión escolar. Es decir, el manejo del idioma local les permitió a los estudiantes de origen chino  no solo resolver los conflictos vinculados a los contenidos escolares sino también los sociales. Pero en lo que tenemos que actuar es sobre el hecho de que estos procesos se daban de manera autónoma, es decir, pocas personas o ninguna colaboraban en la superación de conflictos.

Es una realidad que varias  familias deciden enviar a sus hijos a China. En parte por lo antes planteado, pero también porque sienten que en Argentina sus hijos no podrán aprender la lengua y las costumbres chinas. Por eso son confiados a sus abuelos o parientes que residen en China aun a pesar del dolor de la separación. Lo hacen confiando en que es lo mejor para sus hijos. Sin embargo, con el correr de los años, los migrantes se han encontrado también con dificultades en estas situaciones. Por un lado, en el reencuentro: familias que reciben a sus hijos después de varios años en China y que sufren el desarraigo que viven sus hijos. Se encuentran viviendo con adolescentes con los que poco han compartido y con quienes tienen que armar un vínculo de nuevo. Por otro lado, los migrantes afirman que los niños crecen sin saber esforzarse ya que los abuelos y los padres, por la particularidad de la situación, ceden ante cada pedido.

Vemos cómo el tema de la educación es central en las familias chinas. Las opciones que barajan están generando algunos inconvenientes. Sin dudas la Comunidad y el Estado en todos sus niveles, así como las escuelas a través de todos sus agentes, deben estar atentos a estas cuestiones. Debemos acompañar los procesos educativos en la lengua de quienes migran, por eso la importancia de crear muchas más escuelas en donde el trabajo mancomunado es fundamental para que ni la discriminación ni la lengua ni la falta de opciones sean motivo de la división familiar y el sufrimiento de aquellos que llegaron para mejorar nuestra sociedad.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email